El primer director artístico del Teatro Circo Price, Joan Montanyes, “Monti”, nos ha dejado con toda la vida por delante. Joan Montanyes, hijo de Josep Montanyes (actor, director y gestor cultural y miembro fundador del Teatro Lliure de Barcelona) se unió de joven a la compañía Els Comediants, trabajó en diversos circos españoles y en el Roncalli de Alemania, y fue premio Max 2001. El comunicado del Circo Price le recuerda como un autodidacta, provocador y con una brillante trayectoria. “Monti” ha llevado con gran estilo y delicadeza números de payaso augusto a las arenas de toda España, con sus diferentes espectáculos. Una mala enfermedad le enfrentó al más difícil todavía de su vida”, aseguran los trabajadores del teatro en el comunicado. “Las luces se apagaron, cayó el telón y sobre una de las butacas del Price nos ha dejado su nariz, junto a sus descarados zapatones y ese traje de augusto generoso en tela y colores”, señalan. “Todos los que formamos parte del Teatro Circo Price sentimos tan lamentable pérdida y siempre quedará en nuestros recuerdos, esa frase que Monti siempre decía al despedirse: "Salud, circo y payasos”, finaliza el comunicado. Por su parte, el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, ha recordado a Monti como un “payaso vocacional” y “uno de los grandes renovadores del circo”.  “Nos dejan a todos huérfanos, especialmente a la gran familia del circo, que tanto ha luchado con él para que la profesión se dignificara y tuviera la presencia que merece en el entramado cultural del país”, ha subrayado el conseller. Joan Montanyés amaba el circo profundamente y lo vivió con toda intensidad a lo largo de su vida. No sólo actuaba, estudiaba la profesión, buscaba siempre la manera de renovarla, trabajaba para ayudar a los demás con su oficio, con proyectos como Pallassos sense fronteras y más experimentos que demuestran que la risa cura el alma. R.A Foto: teatral.net [gallery ids="4095"]