Obituario

El actor Daniel Dicenta Silva, de 76 años de edad y natural de Valencia, falleció ayer martes, 2 de septiembre, en Madrid. El actor desarrolló su carrera especialmente en el mundo del teatro y llegó a convertirse en una de las estrellas de los escenarios en la década de los 70 con personajes como el de Gregorio Valero en El crimen de Cuenca. Desde su nacimiento en 1937, su vida siempre estuvo íntimamente ligada a la artes escénicas.  Nieto del dramaturgo Joaquín Dicenta y hermanastro del  actor Jacobo Dicenta, estuvo casado con la también actriz Lola Herrera, con quien tuvo dos hijos: la actriz Natalia Dicenta y el fotógrafo Daniel Dicenta. Además de El crimen de Cuenca, Dicenta destacó por sus trabajos en obras como Los domingos, bacanal, de Fernando Fernán Gómez o Hablemos esta noche, de Pilar Miró. A partir de los 90, Daniel fue alejándose de los escenarios y en los últimos años se dedicó al doblaje en películas como Pesadilla en Elm Street o Fargo. Descansa en paz, compañero. [gallery ids="5257"]
Esta mañana nos ha llegado la triste noticia del fallecimiento de nuestro compañero Alfons Bayard en Barcelona. Este hecho ocurrió tras una intervención de los Mossos d’esquadra en la que se redujo a Alfonso en la tarde de ayer en una cafetería de la ciudad condal.   Desde la Unión de Actores y Actrices de la Comunidad de Madrid queremos darle el pésame a la familia y amigos de Alfonso Bayard. Además exigimos a las autoridades competentes que se realice una investigación seria e independiente sobre las causas del fallecimiento de nuestro compañero para que no aumente el dolor de sus seres queridos. Foto: Carlos Pericás [gallery ids="4913"]
La muerte de Rafael se ha producido la pasada madrugada. Se encontraba delicado de salud desde hace meses y, sin duda, la desaparición de su esposa habrá minado su estado de ánimo a pesar del cuidado que le han dispensado sus tres hijos Nacido en Barcelona el año 1932 se instaló en Madrid para poder dedicarse al canto y a la interpretación. El actor y empresario Adrián Ortega le dio la oportunidad de debutar en el desaparecido teatro Fuencarral. Como intérprete de zarzuela y opereta recorrió España de punta a punta. A partir de los años setenta fue adentrándose cada vez con más frecuencia en el terreno del sainete costumbrista y la comedia. Fueron los años en los que intervino en Los cuernos de Don Friolera, 1976; Alma de Dios, 1978; La venganza de la Petra, 1979/1991; El santo de la Isidra, 1979; El pobre Valbuena, 1979; Anacleto se divorcia, 1980; El caso de la mujer asesinadita, 1982; Americano corto, americana larga, 1986; Ni pobre ni rico, sino todo lo contrario, 1986; Los caciques, 1987/2001. Especialmente afortunadas fueron sus creaciones en La venganza de la Petra y Los caciques. Hizo género español con Antoñita Moreno (Madrid, ¡Claro que sí!), revista con Amparo Sara (Caritas y carotas), con Antonio Casal (Un marido por favor), con Addy Ventura (La turista dos millones), opereta con Amengüal (La viuda alegre)... Castejón padre, como su esposa, no desarrolló una gran carrera cinematográfica. Su filmografía recoge, sobre todo, cine de humor: Tocata y fuga de Lolita, 1974; ¿Dónde estará mi niño?, 1980; Cuando Almanzor perdió el tambor, 1984; Mala yerba, 1991 y Jet Marbella Set, 1991. Sin embargo en televisión pudo hacer otro tipo de papeles durante más de treinta años en producciones como: La Caramba, 1963; Curro Jiménez, 1975; Luisa Fernanda, 1978; Los semidioses, 1981; Los chamarileros, 1981; El jardín de Venus, 1983; La romanza de Madrid, 1989; El obispo leproso, 1990; La venganza de la Petra, 1992 y Villa Rosaura, 1993. Todavía en la última década apareció en series como Hospital Central y Herederos. Tras esta desaparición, Jesús Castejón, reconocido actor y cada vez más solicitado director de escena, se sitúa al frente de una saga de intérpretes iniciada hace así tres cuartos de siglo. Fuente: Opens external link in new windowmadridiario.es Su cuerpo se velará hoy, sábado 15 hasta las 0.00 en el Tanatorio San Isidro sala 15. [gallery ids="4846"]

Una de las actrices más importantes de la historia del teatro español nos dejó el pasado viernes 31 de julio. Una actriz que rechazó invitaciones como, por ejemplo, protagonizar¿Quién Teme a Virginia Woolf? en Broadway por su otra gran pasión, su familia. Una familia de tres hijas que la acompañaban en sus giras siempre que era posible. Con 17 años se casó con Diego Hurtado, hombre global de teatro (actor, director, productor, adaptador) y apadrinado de Jacinto Benavente. Ambos reconocieron desde el primer momento el enorme talento de la actriz y lo pulieron, Benavente como director y Hurtado durante tantos años en los que fue su compañero de reparto o su director además de su marido. Con 24 años ya compartía cartel con las grandes figuras del teatro (Concha Catalá, Rafael Rivelles, Mariano Asquerino,...). En 1954 ganó el premio a la Mejor Interpretación por La Vida Es Sueño con la Compañía Lope de Vega dirigida por Tamayo en el I Festival de Teatro de Las Naciones en París. Fue Premio Nacional de Teatro en dos ocasiones, y allá donde actuaba el público la adoraba. Las ovaciones espontáneas más intensas que se recuerdan en mitad de una escena en los patios de butacas españoles las provocó Mary Carrillo. En cine tuvo grandes intervenciones como por ejemplo en Los Santos Inocentes o en Más Allá del Jardín, en un duelo interpretativo  memorable con su querida Concha Velasco. Por esa película recibió el Goya a mejor Actriz Secundaria. Retirada del teatro desde hacía años, se dedicó a pintar y sobretodo escribir, entre otros textos sus memorias: Sobre La Vida y El Escenario.

"Me alegra muchísimo leer algo sobre Mary Carrillo...  Eché de menos que pusieran una Capilla Ardiente. No soy de ir a esos sitios, pero esta actriz forma parte de mi infancia... cuando flipaba con esos actores de teatro en la TV casi rechupeteándome del biberón, ¡y no existía en mi casa más que la vida en blando y negro!  Quise ser actriz por ser como ella y como otros-otras tantas... Es una parte de mi infancia que se va también. La admiraba mucho, es difícil resumir lo que define a todos esos actores, los actores de esa época, esa generación... ¡chapó, chapó y chapó! Me ha extrañado no escuchar en la tele nada sobre ella. En Telemadrid, tan sólo se refierieron a ella como una actriz que trabajó en numerosas obras de teatro.¡¡¡¡Qué vergüenzaaa!!!! En la 1ª sí que se explayaron un poco más, pero he sentido SILENCIO. Supongo que se le hará algún homenaje.  Me ha gustado mucho leer vuestra despedida en el boletín, pero ¿Y qué hay de esos períodicos de tirada nacional??? Y esos reportajes en TV? Me da mucha pena. Compraré ese libro de memorias y le haré mi propio homenaje... Gracias de nuevo." (Reyes Arias)

[gallery ids="6419"]

Manuel Andrés debutó en 1954 en el Teatro Serrano de Valencia al lado de Pepita Serrador (la madre del creador televisivo Chicho Ibáñez Serrador) con Seis personajes en busca de autor, de Pirandello, y ese mismo llegó a Madrid donde desarrolló la mayor parte de su trayectoria profesional, primero en el teatro, luego en el cine y, a partir de los años sesenta, en televisión. El hombre que encarnó a Julián Pastor, aquel viejecito gruñón y entrañable en La que se avecina, fue incinerado en una ceremonia íntima en el Tanatorio Municipal de Valencia y el próximo martes 10 se oficiará una misa en su memoria en la Iglesia de San Lázaro, en la calle de Sagunto.  Aquí no hay quien viva, a lo largo de 2006, y La que se avecina, durante los dos años siguientes, le proporcionaron un dulce epílogo a una carrera que comenzó en los platós del Paseo de la Habana allá por 1964, durante las míticas grabaciones de Estudio 1. “El personaje de Julián le sirvió como renacimiento después de algunos años en que había caído en el olvido, fue una retirada con buen sabor de boca”, detalla la que fue su representante desde 2004, Berta Saiz, de Hollywood Management. Y añade: “Andrés era, en cierta medida, un poco como aquel viejito que le proporcionó la fama en televisión: un abuelo con genio y carácter, sarcástico y con mucha chispa. Un hombre amoroso al que todos queríamos mucho”. Tras la temporada de 2008 optó por regresar a Valencia y enseguida ingresó en la residencia donde falleció anoche, acompañado por sus tres sobrinos, la única familia que conservaba. El próximo martes 10 se oficiará una misa en su memoria en la Iglesia de San Lázaro, en la calle de Sagunto. [gallery ids="4260"]
La actriz Julia Trujillo, una de las intérpretes habituales en los Estudio 1 televisivos, falleció esta mañana en la clínica Puerta de Hierro, de Madrid, donde se encontraba ingresada desde que, el pasado sábado, sufriera un infarto. Julia Trujillo, una de las actrices preferidas de Miguel Mihura, debutó con tan sólo 14 años en escena. Formó parte de la compañía del Teatro María Guerrero, bajo las órdenes de José Luis Alonso, y en 1980 fundó, junto a Manuel Canseco, la Compañía Española de Teatro Clásico. Ha desarrollado una larga carrera teatral y televisiva, junto a directores como Gustavo Pérez Puig, Francisco Nieva, Justo Alonso y Salvador Collado, entre otros. En abril de este año se estrenó en Madrid la comedia «De par en par», de Indira Páez, el último espectáculo en el que participó. Era también la presidenta de la Fundación Casa del Actor. (Fuente: abc.es) La capilla ardiente de la actriz Julia Trujillo se instalará hoy miércoles 28/08 a las seis de la tarde en la Sala de Cristales del Teatro Reina Victoria de Madrid, donde permanecerá hasta las once de la noche. El entierro será el jueves en el Cementerio de la Almudena de Madrid a las 9:15 horas. ------- Carta escrita por Manuel Gallardo a Julia:

Madrid, 27-08-2013

   Hola Julia, Julilla, como yo te llamaba, son la una y treinta y cinco de un día nefasto para mí y para muchos que te queremos, te has ido sin decírmelo, quedamos en contárnoslo todo y así ha sido durante mas de 40 años que nos conocemos y hemos trabajado juntos, en Mérida, en el Español, en el María Guerrero, por toda España, en America, viajes  de vacaciones, unas cenas de navidades y Nochevieja en tu casa y en la mía, ¡¡las fotos que te hecho!!, con una de ellas ganaste un concurso en Méjico.    Teníamos nuestras diferencias oficiales por defender a veces lo indefendible, pero siempre nos quisimos, nunca traicionamos nuestra bella amistad, en mi casa aun tengo un cartel que dice “si me ocurre algo, que llamen a Julia Trujillo”, mi Compañera del alma, COMPAÑERA.   Te sigo queriendo a pesar de esta distancia que te ha impuesto el fin de la vida tan bella que has vivido amando el teatro llena de éxitos, amigos y lucha por los demás.   Siento no haber estado a tu lado cuando te faltara el aire que necesitabas, tu sabes que te hubiese dado el mío con todo mi cariño, no me olvides que los que aquí quedamos no te olvidaremos, te envío un beso lleno de amor y amistad.

Manuel Gallardo

-------

Carta de Silvia Marsó  a Julia:

  Amiga Julia, compañera del alma. Sabes que desde el primer día que coincidí en un escenario contigo  en aquel “Ni pobre ni rico, si no todo lo contrario“ de Tono y  Mihura, allá por el año 86 me cautivaste. Me impresionó tu generosidad, tu sentido del humor, esa ternura y ese  compañerismo con el que nos tratabas a cada uno de nosotros.    Desde ese instante nuestra amistad fue creciendo y traspasó los límites del escenario. Así  te convertiste para mí en la “tieta” Julia. Todos estos años he aprendido tanto de ti….profesionalmente, por supuesto, pues hemos disfrutado generaciones enteras  de tu trayectoria, prestigio y talento; pero sobre todo humanamente…. Tal vez eres la mejor persona que he conocido, incapaz de hacer daño, bondadosa  hasta la medula, con una capacidad de empatizar sobrecogedora. Recuerdo, que yo siempre te decía que tenías la mirada de perro y las dos nos reíamos y  sabíamos que esa es la mirada más hermosa que puede tener un ser humano. Y tú, perruna, piscis, coqueta, solidaria, luchadora, despistada y llena de vida, repartiste entre tus seres queridos momentos inolvidables, anécdotas desternillantes, confesiones profundas, lazos entrañables. Divertida como un personaje de Mihura o Jardiel, la Giulietta Masina española, la actriz fetiche de Jose Luis Alonso, de Nieva,  la gran trágica de Mérida, la empresaria,  mano a mano con Canseco , la madre protectora de todos los actores jóvenes que se han cruzado en tu camino…  Qué suerte tan grande haberte conocido, amiga Julia, seguiremos queriéndote todos y cada uno de los días que nos queden por vivir. Te quiero

Silvia Marsó

[gallery ids="4249"]
La saga cinematográfica de los Romero Marchent ha perdido a otro de sus miembros con el fallecimiento del actor Carlos Romero Marchent. Hijo del escritor y guionista Joaquín Romero Marchent, y hermano de Rafael Romero Marchent, director de spaghetti western en los sesenta y setenta; el director y guionista Joaquín Luis Romero Marchent; y la montadora Ana María Romero Marchent. Fuente: academiadecine.com [gallery ids="4242"]
El director de escena madrileño Miguel Narros, uno de los grandes nombres del teatro español contemporáneo, ha fallecido este viernes en Madrid a los 85 años, según han informado a Efe fuentes teatrales. Narros falleció sobre las 08:30 horas de este viernes en la clínica Quirón de Madrid, donde estaba hospitalizado desde hace unos días por una afección pulmonar. Fuente: rtve.es Esta noche se abrirá una capilla ardiente en el Teatro Español de la capital tras la representación de «La Chunga», que permanecerá abierta hasta la 1.00 horas de la madrugada y que volverá a abrirse este sábado entre las 7.00 y las 14.00 horas. Después, el cuerpo de Narros será incinerado a las 16.00 horas. Fuente: abc.es [gallery ids="4137"]
Elías Querejeta, piedra angular de la cinematografía española  fue futbolista, guionista y documentalista pero, sobre todo EL PRODUCTOR. Toda una era dorada del cine español fue hijo suyo. Aprendimos buen cine y cine comprometido con él y encima nos dejó, además de una excelente labor, a una buena directora, su hija Gracia. Según el crítico cinematográfico Gregorio Belinchón: “Si alguien se ha ganado a pulso el calificativo de El Productor, el título de gran creador del cine español, y desde luego uno de los más prestigiosos hoy del cine europeo es Elías Querejeta, [...] el legado de Querejeta es fundamental para entender lo que fue el gran cine de autor durante casi medio siglo en Europa, y para que las jóvenes generaciones entiendan lo importante que es un productor; cómo un cineasta como Querejeta empujó y engrandeció la carrera de directores como Carlos Saura, Jaime Chávarri, Emilio Martínez Lázaro, Fernando León, Víctor Erice y de su hija Gracia, además de apostar en el documental con los filmes de Eterio Ortega”Gracias, Padre. La eternidad te pertenece porque de ti seguiremos aprendiendo.R.A Foto: alucine.es [gallery ids="4126"]
La actriz Amelia Requena Criado, nacida en Madrid en 1936 y con nacionalidad chilena desde los años sesenta, falleció el pasado 16 de mayo en el hospital Doctor Luis Tisné de Santiago de Chile, después de haber luchado durante más de un mes contra las quemaduras que sufrió tras incendiarse su domicilio. Requena fue actriz dramática y de comedia, y obtuvo gran popularidad en el país andino sobre todo gracias a sus apariciones en numerosas teleseries durante los años setenta y ochenta. Nacida en Madrid poco antes de que estallara la guerra civil, Amelia Requena vivió una infancia azarosa entre Lyon y distintas ciudades españolas hasta que, a los 13 años, su familia viajó a Chile para exiliarse definitivamente. Durante los años sesenta, además de adoptar su nueva nacionalidad, estudió teatro en la Universidad de Chile y desarrolló finalmente su gran vocación por las tablas. Actuó en sus comienzos en las compañías profesionales de Lucho Córdoba, Silvia Piñeiro o Américo Vargas, y en 1971, durante el gobierno de Salvador Allende, participó en El tren popular de la cultura, una iniciativa para extender por todo el país la pasión por el teatro y otras disciplinas artísticas. Para entonces, sin embargo, su rostro ya se había convertido en uno de los predilectos de la televisión chilena, en particular del Canal 13. Participó en los primeros e históricos seriales que se produjeron en aquel país, como La chica del bastón y El rosario de plata (1969), Martín Rivas (1970), El padre Gallo (en las versiones de 1971 y 1978), La amortajada, J.J. Juez, Sol tardío o La señora, esta última ya en 1982. Su paso por el cine fue más discreto, con apariciones en La casa en que vivimos (1970) o El benefactor, tres años más tarde. Ya en la década de los ochenta, años difíciles de la dictadura pinochetista, multiplicó su popularidad como integrante del elenco del director asturiano José Vilar, que en el Canal 11 triunfó con el espacio Teatro como en el teatro, una fórmula que extendió luego a la Televisión Nacional de Chile con Teatro en el teatro y El nuevo teatro de José Vilar. Requena reapareció en 1997 con una nueva teleserie, Santiago City. El incendio de su vivienda santiagueña, el pasado 31 de marzo, motivó una ola de solidaridad entre los actores chilenos a través de Chileactores, la entidad homóloga de AISGE. Sin embargo, las heridas fueron tan graves que ya no resultó posible su recuperación. [gallery ids="4101"]
El primer director artístico del Teatro Circo Price, Joan Montanyes, “Monti”, nos ha dejado con toda la vida por delante. Joan Montanyes, hijo de Josep Montanyes (actor, director y gestor cultural y miembro fundador del Teatro Lliure de Barcelona) se unió de joven a la compañía Els Comediants, trabajó en diversos circos españoles y en el Roncalli de Alemania, y fue premio Max 2001. El comunicado del Circo Price le recuerda como un autodidacta, provocador y con una brillante trayectoria. “Monti” ha llevado con gran estilo y delicadeza números de payaso augusto a las arenas de toda España, con sus diferentes espectáculos. Una mala enfermedad le enfrentó al más difícil todavía de su vida”, aseguran los trabajadores del teatro en el comunicado. “Las luces se apagaron, cayó el telón y sobre una de las butacas del Price nos ha dejado su nariz, junto a sus descarados zapatones y ese traje de augusto generoso en tela y colores”, señalan. “Todos los que formamos parte del Teatro Circo Price sentimos tan lamentable pérdida y siempre quedará en nuestros recuerdos, esa frase que Monti siempre decía al despedirse: "Salud, circo y payasos”, finaliza el comunicado. Por su parte, el conseller de Cultura, Ferran Mascarell, ha recordado a Monti como un “payaso vocacional” y “uno de los grandes renovadores del circo”.  “Nos dejan a todos huérfanos, especialmente a la gran familia del circo, que tanto ha luchado con él para que la profesión se dignificara y tuviera la presencia que merece en el entramado cultural del país”, ha subrayado el conseller. Joan Montanyés amaba el circo profundamente y lo vivió con toda intensidad a lo largo de su vida. No sólo actuaba, estudiaba la profesión, buscaba siempre la manera de renovarla, trabajaba para ayudar a los demás con su oficio, con proyectos como Pallassos sense fronteras y más experimentos que demuestran que la risa cura el alma. R.A Foto: teatral.net [gallery ids="4095"]
La gran actriz y dobladora valenciana María del Carmen Belloch López, mujer de teatro premiada varias veces en su tierra natal, ha fallecido tras una breve enfermedad. Belloch, que desde la década de los setenta desarrolló una intensa actividad sobre las tablas, trabajó por última vez el año pasado en Blancanieves, la multipremiada película de Pablo Berger, donde encarnó a una de las enfermeras que cuidaban de la protagonista. Se definía como “una chica muy rebelde”, recibió clases de ballet desde muy pequeña y con solo 18 años, pese a las reticencias familiares, se matriculó en el Real Conservatorio de Valencia. Pero su primera gran oportunidad llegó cuando fue escogida para el estreno en el Teatro María Guerrero, en 1976, de la obra de Francisco Nieva Sombra y quimera de Larra. “Era una mujer de raza, de entrega total tanto para el trabajo como para los amigos”, la glosaba esta tarde Antonio Medina, que la recuerda como “un ser maravilloso, con una generosidad fuera de la común, un gran sentido del humor y un genio disparatado”. No menos emocionada se ha mostrado Benedicto, para quien la hoy fallecida era “una mujer seria y responsable en el trabajo y muy quijotesca en la vida: juerguista, llena de vida y de hondas convicciones socialistas, aunque siempre muy demócrata y respetuosa con todo el mundo”. En su tierra natal obtuvo el Premio de la Generalitat Valenciana a la mejor interpretación en la temporada 1992-93, así como el Premio de la Crítica Ciudad de Valencia de 1993. Durante su última etapa trabajó en el estudio de doblaje de Enrique Belloch, su hermano, pero acabó mudándose definitivamente a Madrid hace tres años. En la capital, en su apartamento de la calle de Antonio López, transcurrieron las últimas horas de su vida, muchas veces en compañía de dos de sus primos hermanos, el hostelero Carlos Belloch y el empresario Noel Belloch. Descanse en Paz. R.A [gallery ids="4089"]